LA MUERTE Y EL AISLAMIENO DEL SER

el dia de la muerte

Somos, probablemente, el único ser vivo de la Tierra que le teme a la muerte. Y no es que cada cual viva su vida en función a este temor, pero es algo que en definitiva está muy presente en la particularidad de cada individuo. Pareciese ser algo connatural al ser humano. Desde tiempos remotos que se practican rituales en los que la muerte de una persona significa un evento destacado. Y como no, si es el momento cúlmine de una etapa, en la que se detecta claramente un antes y un después en el desarrollo orgánico de una materia/cuerpo.

Pero si bien, la muerte es la incapacidad orgánica de mantener la homeostasis, esta no representa el fin de la vida. El cuerpo, ante la muerte, concluye una etapa significativa de sinergia celular para pasar, o volver de manera integral, a su naturaleza orgánica. El cuerpo alicaído en la tierra, se desintegra como tal para integrarse y entregarse a la armonía natural. Su proceso de descomposición, no es más que un periodo indefinido en el que el cuerpo humano se hace parte del resto de la naturaleza, dando origen a nuevas formas de vida que forman parte de un nuevo ecosistema milagroso. La belleza de este proceso esta en como finalmente, sin voluntad explícita, todos volvemos a ser parte de la viva naturaleza de este planeta.

Pero que curioso que es el comportamiento humano. Que la muerte nos aterre tiene sentido. Es un gusto vivir la vida y casi nadie quiere dejar de vivirla. Además, mucha gente teme por su destino final después de la muerte lo que aumenta el temor generalizado de este fenómeno "concluyente". Lo curioso resulta dentro del antropocentrismo que impera. Me refiero a las tradiciones y legislaciones que existen para retrasar este proceso de reintegración del cuerpo con el resto de la materia orgánica. Al morir, nos envolvemos en trapos para luego dejarnos caer en un cajón subterráneo. Como si lo que quisiéramos fuese evitar a toda costa que el cuerpo se desintegre, que los gusanos se alimenten de nuestra muerte, aislándonos de tal manera que esto solo sea posible cuando ya nadie se acuerde de que algún día vivió y murió fulano de tal. Y los mismos cementerios no dejan de ser curiosos. Y como no, si han sido creados por la curiosidad de los curiosos seres humanos. Millones de personas en el mundo entero realizan visitas a las tumbas de sus seres queridos rindiéndole tributo al cuerpo del difunto y al triunfo del hombre sobre la naturaleza. Como si el alma se pudiese conservar en dimensiones físicas y geométricas, mientras la naturaleza intenta sin lograr, penetrar el escudo de madera o mármol que protege a cada cual en su forma corporal.

El "hombre" se ha situado por sobre la naturaleza, sin entender que su presencia es importante en igual medida que el resto de los elementos de nuestro planeta y el universo. Lo mencionaba Orrego en el podcast de nuestro sitio al hablar de los urbanos crónicos y su aislamiento de lo natural. Su encierro en la selva de concreto que representan las ciudades no es más que su afán por aislarse de la tierra, así como el ataúd y el impedimento cúlmine para que volvamos a ser parte de aquello otro que nos atemoriza también: la naturaleza.

*El cuadro corresponde a una obra de William-Adolphe Bouguereau, llamada "El día de la muerte" y realizada en el año 1859.

|

Comentarios

hola, rebotando me he topado con tu blog de interesantes temas, es un placer leer estas divagaciones.

Yo igual creo que es parte de la naturaleza "conciente" eso de ponerse por delante del resto. Me parece que la vida, en si misma, se comporta como un germen que devora toda la energía disponible, sintiéndose como lo único y más importante. Irónicamente, al mismo tiempo creo que es sumamente dificil ser "conciente" de este fenómeno llamado vida. Sabemos que somos eso, lo que vive, pero no logramos comprenderlo(nos).

Quizas, como individuos, necesitamos sentir que podemos perpetuarnos infinitamente. Por sobre la muerte. Por sobre lo posible. Por sobre lo real. Por sobre el desamor. Quizás, sea la única forma de seguir adelante.

Leyendo tu post me acordé que los elefantes también hacen rituales para despedir a sus seres queridos. Que pena por ellos también.

Saludos, buen blog.

Responder
I didn't know where to find this info then kboaom it was here.
Responder
online colleges 64432 car insurance quotes 86816
Responder
Wow, marvelous blog layout! How long have you been blogging for? you made blogging look easy. The overall look of your site is fantastic, let alone the content!
Responder
We're a group of volunteers and opening a new scheme in our community. Your website provided us with valuable information to work on. You've done a formidable job and our whole community will be grateful to you.
Responder
These are actually enormous ideas in on the topic of blogging. You have touched some nice points here. Any way keep up wrinting.
Responder
Good day! This post couldn't be written any better! Reading this post reminds me of my good old room mate! He always kept chatting about this. I will forward this page to him. Pretty sure he will have a good read. Thanks for sharing!
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar